Cuidados básicos para una piel sana


Cuidados Faciales

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es una envoltura muy resistente, compleja y viva que resguarda y protege los delicados tejidos interiores de todo el cuerpo, requiere de muchos cuidados para verse siempre saludable y hermosa. Ningún maquillaje, por bueno que sea, puede reemplazar la apariencia de una piel natural y radiante.  

A continuación te presentamos los pasos básicos para mantener una piel sana, sin importar tu edad: 

Limpieza y tonificación: Cada mañana y antes de acostarte limpia tu piel con una crema, gel o shampoo especifico para tu rostro, dando un suave masaje en forma circular para remover la contaminación y las impurezas acumuladas, después aplica una loción tonificante dando suaves palmaditas con tus dedos. Recuerda que es muy importante que siempre te desmaquilles para que dejes a tu piel descansar. 

Hidratación y Protección: La exposición a los elementos en nuestra rutina diaria, por mínima que sea, acelera el envejecimiento cutáneo y provoca la aparición de líneas y arrugas, por eso es necesario proteger nuestra piel del viento, contaminación y rayos solares. Aplica diariamente una crema hidratante y pantalla solar con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 15 unidades. Nunca salgas sin protección solar. Puedes utilizar además una crema especial para el contorno de tus ojos. 

Cuidados especiales: Dependiendo de tus necesidades específicas, puedes aplicar un tratamiento intensivo, puede ser una crema nutritiva con vitaminas, AHA’s o diferentes activos para ayudar a tu piel a recuperarse. Es recomendable aplicarlo por las noches después de tu limpieza. 

Por lo menos una vez al mes realiza una limpieza profunda en tu rostro. Es muy importante consultar con un especialista que te recomiende productos específicos para tus necesidades y tu tipo de piel, ya sea que lo apliques en casa o que decidas acudir con un profesional para realizar el tratamiento, siempre es mejor darle a tu piel lo que realmente necesita. 

Buenos hábitos: Para tener una piel bonita y luminosa, lo mejor es tener una alimentación balanceada, hacer actividad física y dormir bien. También hay que evitar los enemigos de la piel: el alcohol, tabaco y el sol. 

Siguiendo estos sencillos cuidados regularmente puedes retrasar la aparición de arrugas, mantener un tono uniforme en tu piel y sobre todo puedes mantener un rostrol de aspecto saludable y hermoso siempre.

Compartir Artículo:


Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: