Cuidados para la piel Masculina


La piel del hombre también necesita cuidados especiales para mantenerse limpia y sana, sobre todo durante los meses de invierno y verano cuando nuestra piel está sometida a mayor estrés ambiental y es más vulnerable a los elementos. Aquí te presentamos algunos tips que son fáciles de seguir, no consumirán mucho de tu tiempo y te ayudarán a evitar esa sensación de brillo, resequedad o tirantez en tu piel. 

Limpia tu piel los 365 días. Según estudios, la piel de los hombres es 15% más grasosa que la de las mujeres, con poros más dilatados, lo que la hace propensa a acumular mayor suciedad. Así que no importa cuál creas que sea tu tipo de piel, lava tu rostro diariamente; no olvides incluir el cuello que suele acumular suciedad y puntitos negros por el crecimiento del vello. Una buena limpieza es especialmente benéfica durante los meses calurosos cuando tu piel se muestra más grasosa y brillante debido al sudor. Utiliza un limpiador facial adecuado, algunos pads de algodón, enjuaga con agua y ¡listo! Te ayudará a disminuir el brillo y a controlar las zonas oleosas durante el día. 

Evita los jabones con aroma. Sabemos que a veces es mucho más práctico limpiar tu rostro con el mismo jabón de todo el cuerpo, pero estos jabones suelen contener ingredientes un poco más agresivos que dejan una delgada película en tu piel, resecándola. Utiliza un shampoo facial especial para piel masculina, que además suelen tener ingredientes para suavizar los vellitos y evitar que se entierren por la acción del rasurado. Separar los productos de cuerpo y rostro de ayudará además a evitar que los brotes y barritos de tu rostro se contagien a otras partes del cuerpo y viceversa. 

Exfolia, pero suavemente. Ayuda a tu piel a deshacerse de las células muertas, sobre todo en las zonas que tu rasuradora nunca toca como tu nariz, pómulos y frente. La piel del hombre es un poco más gruesa y resistente que la de las mujeres, pero trata de no utilizar productos con ingredientes agresivos o muy duros como las semillas ya que estos elementos pueden hacer crecer el diámetro de los poros o maltratar tu piel y provocar mayor secreción sebácea. Exfolia suavemente tu piel, como máximo una vez por semana para permitir que se regenere naturalmente. 

Humecta diariamente. Si se encuentra deshidratada, tu piel genera aceite para lubricarse de forma natural. Ayúdala a controlar el exceso de grasa utilizando una crema hidratante libre de aceite todos los días. Si utilizas la crema adecuada, en poco tiempo verás que tu piel se sentirá más fresca y matificada. Puedes optar por cremas con otros ingredientes activos como vitamina E, vitamina C, granada u otros compuestos que te ayuden además a combatir el envejecimiento. 

Mantén tu piel tonificada. Conforme envejecemos nuestra piel pierde elasticidad, por lo que las lociones tonificantes con ácido salicílico, glicólico o alfa-hidroxiácidos pueden ayudarte a mantener tu piel. Existen algunos productos limpiadores que contienen ingredientes para realizar una acción tonificante al mismo tiempo que limpiamos, lo que las hace muy prácticas y convenientes. 

Rasurado Inteligente. Trata de cambiar tus navajas frecuentemente, mantén tu piel lubricada y rasura en el sentido de crecimiento del vello para evitar que se entierren. Sé gentil, moja tu rostro con agua tibia, aplica crema para rasurar y espera un par de minutos para comenzar. Tómate tu tiempo, pues las prisas pueden provocar cortaduras e irritaciones. Finalmente enjuaga con agua fría. Si utilizas una rasuradora eléctrica considera utilizar una loción para antes del rasurado para hacer que los vellos se pongan más rígidos, haciendo más fácil el trabajo. 

Cuidado de labios. Los hombres también tienen que cuidar sus labios. Utiliza un bálsamo especial para mantenerlos protegidos del clima y el sol con SPF de por lo menos 15. Existen productos sin aroma y con textura mate, especiales para caballero. 

Mantente fuera de los rayos solares. Esto es algo indispensable para conservar tu piel, evita exponerte al sol sobre todo durante el verano y en los horarios con mayor intensidad (12 a 4 pm). La sobre-exposición a los rayos solares puede causar diversas enfermedades graves en tu piel, incluso cáncer, por lo que es recomendable evitar asolearte demasiado y siempre utilizar pantalla solar de por  lo menos 15 SPF. Existen pantallas específicas para rostro que son libres de grasa y muy ligeras, por lo que no se sentirá esa sensación sofocante en tu piel, pero permanecerás protegido. 

Protege y cuida tu piel de forma inteligente para que mantengas una apariencia joven y saludable por mucho más tiempo.

Compartir Artículo:


Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: