Archive for the ‘Cuidados para tu piel’ Category

Tips para controlar el brillo en tu rostro

12 agosto, 2011

No es sencillo manejar una piel grasa, pues esta hace que surjan todo tipo condiciones que no colaboran mucho con la idea de lucir siempre un rostro radiante y libre de imperfecciones.

El brillo en el rostro suele ser uno de los aspectos más complicados de controlar debido a que normalmente se soluciona con el uso de elementos transitorios como por ejemplo las toallitas antibrillo o los polvos matificantes que aunque no negamos que funcionen en el momento, nunca van a poder ayudarnos a olvidarnos definitivamente de esto.

Si presentas exceso de grasa en tu rostro es hora de poner manos a la obra y hacer todo lo que se encuentre a tu alcance para eliminarlo definitivamente. Te recomendamos que elijas los tips que mejor se adapten a tus preferencias.

Tips para manejar el brillo en el rostro

  • Busca maquillajes especiales para piel grasa, libres de aceite y no comedogénicos. Esto evitará que se obstruyan tus poros y te ayudarán a controlar el exceso de aceite.
  • Utiliza pantallas solares libres de aceite, de tipo mineral y si lo prefieres, con un poco de tinte pues esto ayuda a dar un efecto mate en tu piel. Recuerda también utilizar lo necesario para cubrir todo tu rostro, pero si excederse (aproximadamente del tamaño de una uña)
  • Evita lavar en exceso tu piel, pues esto puede eliminar la capa de aceites naturales y provocar una generación excesiva de grasa. Lo recomendable es hacerlo sólo 2 veces al día, por la mañana y antes de dormir.
  • Exfolia tu piel una vez por semana, para mantenerla renovada y ayudar a la absorción de nutrientes.
  • Utiliza mascarillas para control de grasa en forma periódica (1 vez por semana). Puedes utilizar ingredientes caseros como la avena y el tomate.
  • ¡Toma mucha agua! Pues ayuda a controlar tu temperatura corporal y a desintoxicar tu piel.
  • Utiliza crema matificante para el día y tratamientos desincrustantes por las noches. Existen productos de uso diario específicos para disminuir los poros y controlar el exceso de grasa en tu piel, que además te ayudan a evitar los brotes. Busca ingredientes como el cobre, zinc, extracto de semilla de uva y ácido glicólico.
  • Evita consumir alimentos que contengan chile o consumir exceso de alcohol, pues ambos estimulan las glándulas sebáceas.

La limpieza facial es algo de gran importancia, de manera que no se debe descuidar nunca este hábito saludable.

10 Tips del Dr. Murad: La salud integral

2 julio, 2011

En Divina estamos muy de acuerdo con la filosofía de “Lo que comes = cómo te ves”, por lo que nos gustaría compartir contigo diez consejos del Dr. Howard Murad, quien fue uno de los primeros dermatólogos a nivel internacional en reconocer la conexión que existe entre la nutrición y la piel. Te invitamos a poner en práctica estos tips y a compartir con nosotros cómo te funcionaron.

Tip 1: Utiliza Pantalla solar

Nunca se es demasiado joven para comenzar a utilizar protección solar. Los doctores actualmente reconocen que la mayoría del daño solar que recibe una persona ocurre durante los primeros 18 años de vida. La piel joven es mucho más sensible a la exposición solar y al daño de los radicales libres, además muchos signos de la edad son acumulativos y sus efectos no se ven hasta una edad madura, te recomendamos utilizar pantalla solar diariamente pues la mayoría del daño ocurre durante nuestras actividades cotidianas. La exposición solar no solo se da cuando te bronceas o tienes contacto directo con los rayos solares; el reflejo de los rayos en diferentes superficies, a través de las ventanas y mientras estás en tu auto penetra la ropa y es perjudicial para el organismo.

Tip 2: Come más huevo

Cuando la piel se encuentra débil y el tejido conectivo ya no puede soportar las adiposidades correctamente en su lugar, la grasa migra a través de la piel para convertirse en celulitis. Para generar nuevas células con membranas fuertes tu cuerpo necesita una sustancia llamada Lecitina, que puedes encontrar en diversos alimentos como el huevo, la soya, espinaca, cacahuate, manzana, coliflor y papa.

Tip 3: Prueba el cepillado en seco

Esta simple técnica, que consiste en cepillar nuestra piel sin ningún tipo de aceite o lubricante, es uno de los tratamientos exfoliantes más efectivos para las pieles con celulitis o estrías. Utiliza un cepillo corporal o guante exfoliante para remover las células muertas mientras incrementas la circulación sanguínea y logras activar la habilidad de tu cuerpo para eliminar toxinas.

 Tip 4: Agrega frutas y vegetales crudos a tu dieta

Aplicar pantalla solar es sólo una de las opciones para proteger tu piel del daño ambiental; algunos vegetales y frutas pueden ayudarte a proteger tu cuerpo del daño por exposición solar combatiendo los radicales libres. Consume frutas como el brócoli, arándano y espinaca en forma regular para protegerte también desde adentro.

 Tip 5: Esculpe tu imagen

Durante el verano pronto estaremos usando pantalones cortos, faldas y blusas sin mangas; tómate el tiempo para ejercitarte hasta el punto que te sientas cómoda contigo misma. Puedes realizar algún tipo de actividad física que te guste un par de veces por semana. Estar en forma es mucho más que una cuestión de salud, también te ayudará a sentirte segura y cómoda en cualquier momento y época del año.

 Tip 6: Consume ácidos grasos

Agrega “grasa saludable” a tu dieta con alimentos como el aceite de oliva, aguacate, semillas y pescado de agua fría como el salmón y bacalao. Estos alimentos ayudan a atraer agua hacia las células deshidratadas y a prevenir la pérdida de humedad, manteniendo tu piel sana; de esta forma reducimos el daño celular que propicia la aparición de celulitis y flacidez.

 Tip 7: Descubre los compuestos naturales

Para reducir la celulitis busca productos con compuestos botánicos y aceites esenciales como el aloe vera, albahaca, uña de gato, cedro, hinojo, jengibre, toronja, semilla de uva, menta, granada, té (negro, rojo, blanco y verde).

 Tip 8: Realiza estiramientos

Además de ayudar a incrementar tu flexibilidad y mejorar tu rutina de ejercicios, los estiramientos (incluyendo el yoga) tienen como beneficio adicional una gran disminución del estrés, lo que se traduce en un menor desgaste celular. Optimizar tu salud celular es la clave para lucir hermosa a corto y largo plazo.

 Tip 9: Compra inteligentemente

Al comprar un protector solar asegúrate de buscar las cuatro características clave: protección de espectro amplio para rayos UVB y UVA, antioxidantes para neutralizar la acción de los radicales libres, agentes anti-inflamatorios para prevenir la irritación y calmar la piel, ingredientes hidratantes para compensar la pérdida de humedad por exposición solar.

 Tip 10: Adopta la salud integral

Un cuerpo fuerte y en forma es el reflejo de un estilo de vida adecuado. La salud integral es un enfoque para mantener nuestro cuerpo sano por medio de tres pilares: productos tópicos, cuidado interno (nutrición) y cuidado emocional; proporciona las herramientas para mantener la juventud y vitalidad desde el bloque más básico, el nivel celular.

Fuente:

www.murad.com

¿Cómo elegir la crema hidratante adecuada?

2 junio, 2011

Con la variedad de productos en el mercado actual, no siempre es fácil escoger una crema hidratante de calidad que realmente ayude mantener nuestra piel balanceada y sana. De todos los ingredientes activos ¿Cuáles son los más importantes? ¿Qué puntos debo considerar para elegir un producto adecuado?

Según la doctora Monica Halem, dermatóloga del Columbia Doctors Eastside en Nueva York, para escoger la crema adecuada sólo es necesario seguir algunos sencillos lineamientos y buscar ingredientes activos efectivos.

¿Cuál es la función de la crema hidratante?

La limpieza e hidratación son los pasos más importantes para mantener una piel sana. Los productos hidratantes trabajan formando una película protectora para evitar la pérdida de humedad natural en las capas exteriores de la piel, además de atraer la humedad interna hacia la las capas superficiales.

Los ingredientes clave para sellar la humedad son los aceites minerales, el ácido hialurónico y lanolina. La glicerina, el propilenglicol, las proteínas, urea y las vitaminas son comúnmente usados para movilizar la humedad al exterior y nutrir la piel. Otros ingredientes muy recomendables son los Alfa Hidroxiácidos (AHA’s), activos naturales que ayuda a exfoliar la piel y a propiciar el crecimiento de piel nueva. Los AHA’s son excelentes para pieles secas.

 ¿Cómo escoger?

Recuerda que no todas las pieles reaccionan igual, por lo que para encontrar el producto idea tal vez sea necesario un poco de prueba y error Si después de utilizar el producto durante 30 días no estás obteniendo los resultados deseados prueba un nuevo producto la próxima vez. Para ayudarte en tu búsqueda puedes considerar estos puntos importantes:

  • Toma en cuenta los primeros cinco ingredientes. La Dra. Francesca Fusco, profesora de dermatología en la Escuela de Medicina Mount Sinai y portavoz de la Fundación contra el Cancer de Piel, recomienda buscar los ingredientes activos más comunes como lanolina, glicerina y el ácido hialurónico. En pieles sensibles, la glicerina es más propensa a causar reacciones alérgicas que la lanolina. También recomienda utilizar productos de marcas confiables y con buena reputación.
  • Protección Solar. Proteger tu piel de los rayos solares es una de las mejores cosas que puedes hacer para mantener tu piel joven. Elige cremas o emulsiones hidratantes con FPS 30 como mínimo. Cada vez más compañías ofrecen opciones con FPS y activos hidratantes en un solo producto.
  • Elige de acuerdo a tu tipo de piel. La piel de tu rostro es más delgada y sensible, por lo que es recomendable utilizar productos específicos para rostro y para cuerpo. La Dra. Fusco recomienda utilizar productos no comedogénicos pues evitan que tus poros se tapen.  Siempre debes elegir considerando tu tipo de piel. Si tienes piel sensible busca productos hipoalergénicos; en caso de que tu piel tenga tendencia grasa busca hidratantes libres de aceite; si tienes piel seca utiliza productos más nutritivos y si tu piel es mixta puedes utilizar una emulsión ligera para todo tu rostro y complementar con una crema más nutritiva en las zonas secas. La Dra. Fusco menciona que a veces es necesario utilizar una emulsión ligera durante los meses de verano y cambiar a una crema más pesada durante el invierno, que es cuando nuestra piel pierde más humedad.
  • Considera utilizar un hidratante con retinol por las noches. La Dra. Halem menciona que el retinol es vitamina A para tu piel. Trabaja acelerando el ciclo de renovación celular de tu piel. Se pueden conseguir diferentes presentaciones con o sin receta médica, pero siempre se debe usar con precaución pues puede resecar, irritar o enrojecer tu piel.

¿Cuándo es mejor aplicarlo?

Una vez que hayas encontrado la crema hidratante que mejor se acomoda a tu piel utilízala diariamente para prevenir la resequedad e incluso para disimular las arrugas. Si bien es cierto que una crema hidratante no desaparecerá las arrugas – pues su origen se debe a la pérdida de colágeno en capas más profundas –  la Dra. Halem indica puede ayudarte a disminuir su apariencia al hacer un efecto de rellenado en tu piel.

Cualquiera que sea el producto elegido, es mejor si lo aplicas en piel húmeda, pues ayuda a capturar el agua para que tu piel la absorba. Tomemos el ejemplo de una esponja; si aplicas crema hidratante sobre una esponja seca, el producto no va a ninguna parte, en cambio si lo aplicas sobre una esponja húmeda, ésta lo absorberá. Nuestra piel funciona de la misma manera, absorbiendo el producto. Por esta razón es recomendable aplicar tu emulsión hidratante dos o tres minutos justo después de lavar tu rostro.

Fuentes:
EverydayHealth.com – http://www.everydayhealth.com/skin-and-beauty/skin-care-101/get-a-good-moisturizer.aspx

¿Cómo prevenir las estrías?

2 mayo, 2011


Las estrías aparecen cuando nuestra piel se estira en exceso, provocando rasgaduras en las capas profundas de la piel por el rompimiento de las fibras de colágeno, esta ruptura puede ser vista en las capas exteriores y es lo que conocemos como estría. Es un problema que afecta a casi el 90% de las mujeres y aunque no representan un riesgo para nuestra salud, es algo que a todas nos gustaría evitar. Existen algunos consejos que nos pueden ayudar a prevenirlas y a controlar su extensión para que sean mucho menos notorias.

¿Cuándo aparecen y porque?

La aparición de estrías depende de la elasticidad de nuestra piel. El nivel de elasticidad depende de nuestras características genéticas, la humectación en la piel, edad, cambios hormonales y otros factores fuera de nuestro control. Aún así, podemos disminuir la cantidad y extensión de las estrías manteniendo nuestro peso en un nivel sano de forma consistente a lo largo de nuestra vida.

Las estrías en el embarazo

Por supuesto que al ganar peso durante el embarazo es muy probable que aparezcan las temidas estrías, pero puedes seguir estos consejos para minimizar el daño.

Las estrías suelen aparecer durante y después del embarazo en zonas de nuestro cuerpo en donde nuestra piel suele estirarse hasta sus límites como pecho, abdomen y caderas. Evita su aparición comiendo de forma saludable, ganando únicamente el peso recomendado por tu médico; esto además de beneficiar a tu bebé te ayudará a nutrir tu piel para que se mantenga hermosa por dentro y por fuera. Trata  de tomar complementos alimenticios especiales para mujeres embarazadas y consume alimentos ricos en calcio, proteínas y granos. Incluye en tu dieta frutas y verduras que aporten hidratación y antioxidantes a tu piel como la naranja y la granada. Gana peso de forma gradual para evitar estirar repentinamente tu piel.

Después de tener a tu bebé utiliza una crema humectante por lo menos cuatro veces al día. Utiliza faja o vendas ajustadas para ayudar a que tu piel regrese a su forma natural y mejorar su tonificación. Después del embarazo trata de utilizar bras con soporte amplio y confortable para evitar que tu piel se estire o presione en exceso, provocando marcas en tu pecho.

¿Cómo disminuir y evitar las estrías?

  • Haz ejercicio en forma regular para mejorar tu circulación y oxigenar tu piel.
  • La miel es un humectante natural, puedes aplicarla diariamente durante el baño con agua tibia para maximizar la elasticidad de tu piel.
  • Nutre tu piel con aceites esenciales ricos y nutritivos como aceite de almendras, lavanda o coco. Esto la lubricará y la mantendrá humectada.
  • Si tienes zonas donde tu piel se sienta tensa o estirada puedes utilizar manteca de Karité para mantenerla sana.
  • Mantén tu cuerpo hidratado tomando por lo menos 2L de agua diariamente y consumiendo frutas y verduras. Tu cuerpo mantiene más fácilmente la hidratación extrayendo agua de los alimentos.
  • En la mayoría de los casos las estrías desaparecen con el paso del tiempo, pero puedes mejorar su apariencia con cremas tópicas y tratamientos especiales con láser, carboxiterapia o microdermoabrasión.

Y tu… ¿Que haces para prevenir las estrías?

Tratamientos SPA para futuras Mamás

9 abril, 2011

Por Pooja Thakkar

Para algunas mujeres, los pequeños inconvenientes del embarazo no tienen comparación con la dicha de ser mujer. Para otras mujeres es un poco más difícil aceptar el crecimiento de su vientre y los diversos cambios en su organismo.

El embarazo puede ser una experiencia emocionante y confusa, así que sólo relájate y consiéntete pues una visita a un SPA puede ser el remedio perfecto para esos momentos difíciles. Muchas mujeres suspenden sus tratamientos durante el embarazo, aún cuando es el momento más apropiado para consentirte y apapacharte. Existen muchos SPA que tienen tratamientos y paquetes especiales para mujeres embarazadas que buscan sentirse relajadas y revitalizadas.

Actualmente muchos SPA manejan tratamientos para mujeres embarazadas dentro de su menú de servicios, como el masaje prenatal. Estas terapias están diseñadas especialmente para cubrir las necesidades de las futuras mamás, aquí te mostramos algunos puntos importantes que debes saber antes de embarcarte en una nueva aventura SPA durante tu embarazo.

Elegir el SPA adecuado

Las clínicas de belleza y los SPA comúnmente ofrecen técnicas y productos que, si se realizan correctamente, te ayudarán a relajarte. En forma contraria, si no se realizan correctamente o con los productos adecuados, pueden tener efectos dañinos para la mamá y el bebé. Para escoger el lugar adecuado, los expertos recomiendan buscar centros acreditados y con experiencia al tratar mujeres embarazadas.

“Asegúrate que el SPA incluya masaje prenatal en su menú de servicios básicos

Esto puede servirte como indicador de que el lugar entiende los requerimientos especiales del masaje prenatal, tiene definido el protocolo adecuado y son capaces de aplicar el tratamiento de forma correcta, segura y efectiva en cualquier momento”

Tratamientos SPA completamente seguros durante el embarazo

Limpieza Facial – Durante el embarazo las variaciones hormonales pueden causar brotes de acné o hiperpigmentación en tu piel (Paño), por lo que las limpiezas faciales con productos suaves e hidratantes, son un tratamiento maravilloso para prevenir o disminuir estos problemas.

Manicure y Pedicure – Estos dos tratamientos ayudan a la futura mamá a relajar sus manos y pies, mientras su cuerpo se ve sometido a infinidad de cambios. Muchas mujeres sufren de pies y manos hinchados por acumulación de líquidos, por lo que estos tratamientos ayudan a evitar el riesgo de infecciones y a disminuir las molestias.

Masajes –   Este es uno de los mejores tratamientos para mujeres embarazadas pues ayuda a liberar el estrés acumulado, disminuye la presión en las articulaciones y el dolor muscular. El masaje debe ser aplicado con aceites esenciales, sin ingredientes artificiales o tóxicos que puedan dañar al bebé.

¿Qué evitar?

 Durante el embarazo, se deben evitar las tinas calientes, el vapor y otros servicios que pueden aumentar tu temperatura corporal. Es posible tomar algunos tratamientos de envolturas o mascarillas corporales, siempre y cuando lo comentes con la terapeuta para evitar el uso de mantas térmicas. También debes tener especial cuidado con el uso de algunos aceites durante los tratamientos, pues pueden no ser seguros para mujeres embarazadas. A pesar de esto, no debes preocuparte con el uso de aceites esenciales, que incluso pueden ayudarte a disminuir algunas molestias comunes del embarazo.

La principal recomendación es prestar especial atención a tus reacciones durante el tratamiento, pues las mujeres embarazadas pueden presentar hipersensibilidad a algunos olores. Si algo no te parece placentero, coméntalo inmediatamente con tu terapeuta.

El tinte para cabello también debe evitarse, pues se ha observado que una pequeña cantidad de los químicos e ingredientes sintéticos que contiene también son absorbidos por nuestro cuerpo y pueden ser dañinos para el feto.

¡Disfruta tu momento!

No consideres tu visita al SPA como una experiencia de entrada por salida. Tómate tu tiempo, relájate y disfruta los servicios que se ofrecen. Al terminar tu tratamiento puedes tomar una taza de té caliente para desintoxicarte o detenerte un momento en recepción para leer una revista; relajarte es uno de los mejores regalos que puedes darte a ti y a tu bebé.

Recuerda que los tratamientos SPA te ayudan a cuidar y prestar mayor atención a tu cuerpo y tus sensaciones, usa este tiempo para enfocarte en cómo puedes ser más sana y más bella durante esta mágica etapa de tu vida. Y tú ¿considerarías tomar un tratamiento SPA durante tu embarazo?

Fuente:

http://www.healthcare-digital.com/sectors/home-care/spa-treatments-pamper-moms-be

¿Cómo recuperarte después de una desvelada?

14 marzo, 2011

Después de una noche de fiesta tu piel y tu cabello pueden sufrir las consecuencias, ayúdate a lucir fresca y descansada con algunos de estos prácticos tips:

Ojeras y bolsas

Las bebidas alcohólicas, la comida salda y  la falta de sueño pueden hacer que la piel alrededor de tus ojos se inflame, pues retrasan el funcionamiento de tu sistema linfático y provocan la acumulación de líquidos en la zona. Tomar un vaso de agua antes de acostarte y dormir con una almohada extra pueden ayudar. Al despertar puedes combatir la deshidratación e hinchazón con algunos remedios caseros como: Bolsitas de té, rebanadas de pepino o incluso algodones remojados en té verde, pues las pequeñas dosis de cafeína en el té ayudan a mejorar la circulación. Colócalas sobre tus ojos por 10 minutos y después aplica crema o suero hidratante en el contorno de ojos.

 Ojos rojos e irritados

El enrojecimiento es causado por la resequedad en la superficie, pues cuando ingerimos alcohol parpadeamos a un ritmo menor, nuestra circulación sanguínea se hace más lenta y las pequeñas venas de nuestros ojos se inflaman, lo que provoca que sean más visibles. Para ayudarte a disminuir la rojez utiliza gotas hidratantes para ojos o lágrimas artificiales. Puedes darte una ayudadita extra utilizando delineador color blanco, que hará que tus ojos se vean más blancos.

 Borra el mal olor de tu cabello

Si no tuviste tiempo de lavar tu cabello y necesitas un remedio rápido para eliminar el mal olor a cigarro después de la fiesta puedes aplicar un poco de “Body Mist” en spray que te ayudará a disimular el aroma y además te ayudará a lucir fresca. Posteriormente puedes contrarrestar los efectos con un tratamiento hidratante en casa, después de enjuagarlo.

 Piel deshidratada y apagada

La combinación de alcohol, lugares encerrados y una noche de diversión en la pista de baile pueden hacer que tu piel se deshidrate, lo que puede provocar que las líneas de expresión sean más notorias o que tu piel se vea apagada y enrojecida al día siguiente. Para disminuir el daño al máximo y evitar que tu piel se irrite lava tu rostro antes de dormir o por lo menos remueve el maquillaje con toallitas húmedas. A pesar de lo cansada que puedas estar aplica una crema hidratante o una crema de noche con ingredientes activos para evitar la pérdida de humedad, verás que al día siguiente tu piel te lo agradecerá.

Al otro día puedes realizar una limpieza facial casera con exfoliación ligera y una mascarilla/suero hidratante, finalizando con una crema rica en antioxidantes. Estos ingredientes te ayudarán a nutrir tu piel y a combatir los efectos de la noche anterior.

Preparando la piel para el otoño-invierno

18 octubre, 2010

Por: Gaby González

En nuestra piel siempre se ve reflejada nuestra alimentación, estilo de vida y EL CLIMA!! En esta época de otoño-invierno el clima se vuelve más frio y seco, los cambios bruscos de temperatura al pasar de un lugar interior cálido a las bajas temperaturas de la calle hacen que nuestra piel se reseque a causa del frio, el viento y la calefacción. No importa que cuál se al tipo de piel que tengamos (seco, graso o mixto) todos sufren en mayor o menor medida.

Estos cambios que ocurren en la piel se deben a que las venitas se contraen y por tal motivo hay menor circulación de oxigeno y nutrientes, lo que trae consigo una piel reseca y deshidratada. Pero el frío no solo afecta la piel del rostro, sino que toda la piel del cuerpo puede perder fuerza y grosor. Algunas zonas son más sensibles que otras y en ocasiones puede notarse enrojecimiento, descamación, picazón, etc. Esto se debe a la deshidratación de la piel.

Afortunadamente hay diversas rutinas que podemos adoptar en ésta época del año para ayudar a devolver la hidratación natural del cuerpo o para evitar y/o prevenir que dicha deshidratación se haga presente.

Para mantener nuestro rostro hidratado es importante aplicar cremas, emulsiones o leches hidratantes al menos 2 veces al día. De esta manera se evitara que la piel pierda agua y se reseque fácilmente, además se dejará de sentir tirantez en las mejillas y frente. Cada tipo de piel utilizará la hidratación más adecuada. También es muy importante incluir en nuestra rutina la crema de noche, ya que esta es la que va a dar nutrientes a la piel.

La piel del cuerpo también es muy importante, por eso se recomienda aplicarse una vez al día crema nutritiva. Las manos, que generalmente están más expuestas al frío, se pueden repetir mayor cantidad de veces la aplicación de cremas hidratantes. La acción de dichas cremas es mantener el equilibrio de agua y lípidos que se necesitan para tener una piel saludable.

Si vas a elegir tu crema, emulsión o fluido (según tu tipo de piel), es recomendable que tengan vitaminas A, C, E, ácidos grasos, aloe vera entre otros compuestos. Es importante no utilizar jabón de tocador para limpiar el rostro, ya que dejan la piel tirante, en este caso se recomienda un dermo-limpiador adecuado para cada tipo de piel. Par el cuerpo se recomienda el uso de geles de baño que su base sean vitaminas, frutas, semillas etc.

Una parte muy importante son los labios, que con el frio se resecan y se parten. Para evitar estas molestias se recomiendan bálsamos ricos en vitamina E y granada, que es un gran antioxidante, y que contengan factor de protección solar.

Para preparar la piel para la llegada del frio, es importante realizarte al menos una vez al mes una limpieza facial, tratamientos exfoliantes, masacrillas nutritivas, uso de distintos aparatos como el láser, microdermoabrasión, ultrasonido, carboxiterapia, etc. De esta manera la piel absorberá mejor los compuestos de nuestro tratamiento en casa y se notaran mejores resultados

Las frutas: Tus mejores aliados para la belleza

20 septiembre, 2010

Por: Gaby González 

La fruta es el alimento esencial para la salud del ser humano, con sus deliciosas combinaciones de color, sabor y aroma, la fruta es una invitación al placer de comer. La fruta es indudablemente, el alimento más benéfico que se pueda consumir, el que más energías suministra y el más vivificante para tu piel y tu cuerpo.

Los alimentos que consumimos tienen gran influencia en nuestra salud (incluida la de nuestra piel), por lo que siempre debemos cuidar nuestros hábitos alimenticios. Hay que recordar que las frutas, verduras y tubérculos son seres vivos por lo que hay que consumirlos mientras estén “vivos” y frescos, ya que una vez procesados van perdiendo sus valores nutricionales con el tiempo.

De acuerdo a las propiedades que poseen, las frutas pueden ser clasificadas en los siguientes grupos: Ácidas, semi-ácidas, dulces y neutras. No es recomendable mezclar frutas de los diferentes grupos pues la combinación de sus componentes químicos puede neutralizar los efectos benéficos a nuestro organismo, e incluso puede llegar a causar reacciones perjudiciales.

A continuación te recomendamos algunas frutas que con un consumo regular aportan grandes beneficios a tu piel:

• Aceite de oliva y de semillas, el aguacate: Ayudan a tener una piel estructurada y tersa, por sus propiedades hidratantes.
• Los frutos secos: Contienen Vitamina E que funciona como antioxidante, neutralizando los radicales libres causantes del envejecimiento.
• Cereza, melón, melocotón, nectarina: Contienen Pro-vitamina A o beta-caroteno que ayuda a renovar nuestra piel y que tiene propiedades anti-envejecimiento.
• Manzana, sandía, papaya: Poseen Licopeno; un pigmento antioxidante que confiere su color característico al tomate.
• Kiwi, cítricos, melón, fresas, moras, frutas tropicales: Contienen Vitamina C, de potente acción antioxidante y relacionada con la producción de colágeno; proteína que mantiene la elasticidad de la piel lo que la hace mas tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras frescas, en ensaladas, por ejemplo.
• Frutos verdes (pera): Contienen ácido fólico o vitamina B9, relacionada con la renovación celular.
• Almendras y nueces: Contienen Vitamina B2 o riboflavina, esta actúa contra la secreción sebácea. Son antiinflamatorios, ayudan a mejorar los trastornos cutáneos e intervienen en la síntesis de elastina para obtener una piel flexible y suave.
• Plátano: Contiene Vitamina B6, relacionada con el metabolismo correcto del zinc, mineral que forma parte de la epidermis. Mejora la renovación de las células cutáneas y las tonifica.

Los mejores antiarrugas

Las frutas y hortalizas de color amarillo, anaranjado, y las verduras de hoja verde contienen grandes dosis de betacarotenos, que son los precursores de la vitamina A. Esta vitamina es indispensable para la formación de los tejidos, las mucosas y las células de la piel. También contribuyen a frenar la acción de los radicales libres y por tanto, el envejecimiento cutáneo y de otros órganos.

10 razones para comer fruta

1. Ayudan a mantener la piel y el organismo hidratado.
2. Ayudan a combatir el daño solar ya que son ricas en vitamina C.
3. Son una gran fuente de antioxidantes. Protegen la piel a ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y el cáncer.
4. Ayudan a eliminar el exceso de líquido. Contienen poco sodio y mucho potasio, lo que fuerza a nuestro cuerpo a eliminar el exceso de líquidos junto con las sustancias de desecho por la orina.
5. Ricas en fibra. La fibra ayuda a regular nuestra función intestinal, a corregir el estreñimiento y posee efectos beneficiosos en la prevención y tratamiento de otros trastornos como hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, etc.
6. Contienen poca grasa. La cantidad de grasa que tienen es inapreciable.
7. Presentes todo el año. Los cultivos en invernadero permiten que prácticamente todo el año puedas consumir cualquier tipo de fruta, y lo mejor son las que necesitamos en cada temporada para darle a la piel los nutrientes que necesita.
8. Una dulce golosina que combate las arrugas!. Las frutas tienen un sabor agradable puesto que contienen azúcares.
9. Podemos cuidar nuestra piel según el paladar!!. Puedes realizar multitud de recetas con ellas, tanto dulces como saladas, en salsas, acompañamientos, tartas, pasteles, mermelada, etc.
10. Cómelas de preferencia crudas, así mantendrás los nutrientes las cualidades nutricionales.

Vitaminas para tu piel

24 agosto, 2010

Las vitaminas son parte esencial de la salud y bienestar del cuerpo, por lo que actualmente tienen un rol primordial en la creación de productos cosméticos para el cuidado de la piel. Las vitaminas proporcionan a la piel antioxidantes para contrarrestar los efectos de la contaminación ambiental, el sol y el envejecimiento, logrando que permanezca joven por más tiempo. Por ello te recomendamos fijarte bien en la composición de las cremas que pienses adquirir, teniendo en cuenta, por ejemplo, que las vitaminas A, C y E, cuando actúan juntas potencian además su efecto antioxidante individual.

Las vitaminas incluidas en los cosméticos pueden ser de origen vegetal, animal o sintéticas. Estas últimas poseen idénticas propiedades y estructura química que las naturales, pero están diseñadas en forma que sean fácilmente absorbidas por nuestro organismo y a una mayor concentración que en su origen natural.

Las nuevas tecnologías han permitido encapsular las vitaminas en diminutas esferas, de manera que se van liberando de forma gradual con el fin de proporcionar una protección continua. Conozcamos cuáles son las cinco vitaminas estrella, para el cuidado de nuestra piel:

•Vitamina A: puedes encontrarla en la descripción de los ingredientes de tus cremas con el nombre de “retinol“. Estimula las células cutáneas y es una excelente restauradora de tejidos.

•Vitamina C: indispensable en la síntesis de colágeno, es la proteína esencial en la función de firmeza de la piel. Al ser un gran antioxidante, refuerza la acción de barrera protectora de la piel. Además proporciona luminosidad y un tono saludable.

•Vitamina D: cumple un papel fundamental en el retraso del envejecimiento cutáneo, ya que estimula la renovación celular. También tiene efecto antiinflamatorio y protege ante los efectos del sol. Esta completa vitamina, además regula la producción de sebo.

•Vitamina E: se conoce también con el nombre de “tocoferol”. Es la vitamina antienvejecimiento por excelencia, porque actúa como antioxidante protegiendo la piel de los radicales libres. Aumenta el flujo sanguíneo, mejorando la elasticidad de la piel, a la vez que la hidrata y protege de la radiación solar.

•Vitamina K: ideal para el contorno de ojos, porque atenúa bolsas y ojeras, gracias a su amplia acción protectora y fortalecedora de las paredes capilares.

Fuente: Revista Clara, Abril 2010.

Compartir Artículo:


Poros: Lo básico

4 agosto, 2010

Todo mundo los tiene, y a pesar de que son una condición natural de nuestra piel – funcionan como apertura de nuestras glándulas sebáceas – los poros excesivamente abiertos son un problema muy común que afecta a hombres y mujeres de todas las edades.

Si tus poros son pequeños es muy probable que no te molesten, pero si tus poros son grandes es muy probable que constantemente sufras de comedones e impurezas en tu rostro. El tamaño de los poros está determinado principalmente por nuestros genes (Las personas con piel seca tienden a gozar de poros más finos que las personas con piel grasa o mixta, pero no siempre), sin embargo el cuidado que le demos a nuestra piel tiene gran influencia; el sol y los procesos de envejecimiento pueden afectar considerablemente, pues ambos factores contribuyen a la pérdida de elasticidad en la piel.

Te preguntarás: ¿Cuál es el problema con los poros? Además de evitar que tu piel se vea lisa y uniforme, la verdadera molestia con los poros dilatados es que tienden a acumular más fácilmente suciedad, células muertas y bacterias en tu piel; entre más bloqueados se encuentren tus poros, más se dilatarán.  La realidad es que una vez dilatados los poros nunca se cierran definitivamente, pero es posible afinarlos para hacerlos menos visibles y lograr que nuestra piel se vea más uniforme.

Limpieza: Tu primera línea de defensa es mantener tu piel limpia. Opta por productos apropiados para tu tipo de piel específicos para afinar los poros, los cuales ayudan a deshacernos de las células muertas y evitar que se acumule la suciedad.

Faciales: Los tratamientos profesionales normalmente incluyen una limpieza profunda, así como exfoliación, vapor, extracción de impurezas, mascarilla e hidratación profunda con un rico masaje. Las clínicas especializadas cuentan con terapeutas profesionales y lo último en tecnología para el cuidado de la piel, por lo que asistir a un tratamiento regularmente puede ser una buena inversión para que tu piel se conserve sana y bonita. Uno de los principales beneficios es que los especialistas pueden hacerte recomendaciones específicas para tus necesidades y darte algunos tips para que obtengas el mejor provecho de los tratamientos y productos.

Mascarillas: Si tu piel es normal/mixta, una mascarilla de arcilla o una mascarilla de enzimática de frutas puede ser muy útil para descongestionar tus poros. Las mascarillas hidratantes o desensibilizantes son una mejor opción si tienes piel seca o con tendencia a las irritaciones. Puedes conseguir las mascarillas adecuadas en algunas tiendas departamentales, o incluso crear tu propia combinación con algunos ingredientes disponibles en casa.

Exfoliación: Utiliza un exfoliante suave para eliminar las células muertas una vez por semana. Asegúrate de realizar los movimientos suavemente y no exfoliarte en exceso para evitar que tu piel se adelgace o sensibilice. Evita el contorno de tus ojos, pues la piel es mucho más delgada en esta zona.

Microdermoabrasión: Se trata de un procedimiento profesional en donde se realiza un “pulido de piel” por medio de cristales o cabezales con punta de diamante para limpiar tu piel a profundidad con efecto inmediato. El tratamiento es completamente indoloro y es una de las formas más efectivas para descongestionar los poros; se encuentra disponible en consultorios dermatológicos y clínicas para el cuidado de la piel. Puedes optar por tratamientos caseros muy similares, pero sus resultados no son tan efectivos.

Ácidos y Peelings: Los exfoliantes químicos se basan en ingredientes como el ácido salicílico, ácido glicólico o los alfa y beta hidroxiácidos presentes en tratamientos enzimáticos de algunas frutas como la papaya y la piña. Estos activos ayudan a disolver el exceso de aceite, la suciedad y bacterias acumuladas. Al igual que la microdermoabrasión existen productos para uso en casa.

Como nota final: Sin importar tu tipo de piel, es muy importante que sigas una rutina de limpieza diaria para prevenir problemas futuros. Además, las características y necesidades de tu piel pueden cambiar con la edad o como resultado de los cambios ambientales, la genética, nutrición o tu estado de salud. Si tienes dudas sobre el cuidado de tu piel consulta a tu dermatólogo.

Compartir Artículo: