Masaje para dos

3 febrero, 2011

Los masajes tienen cualidades increíbles para liberar y transportar la mente a un estado de relajación total, si los tomas en pareja sus efectos son aún mejores, ya que en este juego de mimos, caricias y relajación cuenta mucho la proporción, circulación y relajación de los músculos.

Por lo general la técnica para dar masajes está asociada al confort y la belleza, pero cualquiera que sea tu objetivo esta es una excelente alternativa para disfrutar en pareja. Administra presiones específicas con las manos y complementa con ligeros golpes rítmicos con intensidad variable dependiendo de la región del cuerpo. El masaje es un arte que te puede servir para conquistar más a tu pareja, ya que las caricias tienen la capacidad de transmitir ternura y amor. Este divertido juego se materializa en muestras de afecto que se convierten en momentos sumamente románticos.

Con las caricias nuestro cerebro genera endorfinas que dan una sensación de felicidad por lo que el roce delicado, los gestos sencillos y las palabras amorosas pueden propiciar un estado de bienestar y conseguir el tan buscado equilibrio entre cuerpo, mente y alma; si a esta fórmula se agrega el estado afectivo más sublime entonces se convierte en una práctica perfecta.

Los masajes tienen cualidades terapéuticas innumerables, pero una de las menos explotadas consiste en fortalecer y reforzar el vínculo que une a las parejas por medio de las sensaciones que se experimentan con el tacto. También suelen reforzar la confianza y establecer vínculos afectivos por medio de la calidad del tiempo que se vive con la pareja en este período.

Durante este mes de Febrero tenemos la oportunidad perfecta para hacer un regalo diferente y original. Si no te animas a experimentar con esta técnica milenaria en casa con tu pareja, aún puedes disfrutar de los beneficios terapéuticos del masaje al acudir con un experto: estimula la circulación, elimina toxinas, mejorar tu estado de ánimo, deja tu piel suave y tersa.

Anuncios

Consejos para mantener nuestro peso en Navidad y Año Nuevo

13 diciembre, 2010

Por: Gaby González

Las fechas de Navidad y año nuevo son de alegría y es la época para reunirte con la familia y amigos para gozar de una rica cena. La magia  de estas fiestas hace que no reparemos en la cantidad de alimento que ingerimos ni el tipo, y esto puede traducirse en  unos kilos demás al inicio del 2011.

Aquí te damos algunos tips para que pasadas las fiestas sigas usando la misma talla o con suerte una talla menos!

  • No ayunes antes de la cena, sino comerás todo lo que no has comido en horas o en días y será peor.
  • Bebe 1 o 2 vasos de agua antes de tus alimentos, esto hará que te sientas satisfecha y disminuirá la cantidad de comida que consumes.
  •  Si  la cena va a ser en tu casa, al momento de prepararla sácale toda la grasa posible a los platillos que vas a cocinar, aderézala con especias y frutas. Trata de no utilizar mantequilla, es mejor sustituirla por aceite de oliva.
  • Evita los rellenos grasos. Acompaña la carne con una ensalada con limón, aceite de oliva, vinagre y especias. Evita la mayonesa!! 
  • Si vas a cenar fuera de casa, evita las comidas y salsas grasosas, las bebidas gaseosas y el exceso de alcohol. Nunca vayas con mucha hambre o comerás el doble y más si es buffet,
  • A la hora de servirte, pon en tu plato la cantidad que acostumbras normalmente y no repitas. Evita los buffets. Si quieres probar todo lo que te ofrecen en la mesa prueba porciones pequeñas y controladas.
  • Los postres son deliciosos, sin embargo son una bomba si no quieres subir de peso. Date gusto una vez pero no te comas los postres enteros. Existe la regla de las 4 mordidas: elige un postre y dale sólo 4 mordidas normales y luego aléjalo de ti.
  • Después de cada comida es bueno finalizar con un té o cualquier infusión de hierbas que nos ayude a hacer digestión y a conseguir que no se haga demasiada pesada para el organismo. Si a esto le agregamos una pequeña camita después de cada comida lograremos acelerar el metabolismo y conseguir que el cuerpo queme mejor las calorías que añadimos en la cena de Navidad y Año Nuevo
  • Mantén un plato balanceado. Aquí la regla es incluir muchas frutas y vegetales a tu dieta junto con comidas no refinadas y con más fibra, carnes magras, y productos lácteos descremados. Consume más ensaladas que jamón. Si comes más saludable te sentirás satisfecha y sin las calorías extras
  • A la hora del brindis, no necesitas tomarte una botella completa, puedes tomar solo una copa. El alcohol es una gran fuente de calorías.
  • La temporada navideña no es sinónimo de dejar el ejercicio, date tiempo para seguir haciéndolo a pesar de los múltiples compromisos.  30 minutos de ejercicio cardiovascular al día hace maravillas!. Es natural tener visitas  en estas fechas así que puedes ver la limpieza del hogar como un ejercicio ya que gastaras muchas de las calorías que puedes obtener durante las fiestas.

Espero que estos consejitos te sean de gran ayuda y puedas compartirlos con tus familiares y amigos. Es una época de disfrutar, pero con moderación.  Esperamos que el maño nuevo te traiga grandes retos y cosas  buenas para ti y los tuyos.

¿Qué es la microdermoabrasión?

11 noviembre, 2010

Si deseas una piel suave, pareja y brillante, entonces la microdermoabrasión puede ser una excelente opción para ti. Se trata de un tratamiento rápido y simple que sirve para retirar las células muertas y obtener un saludable brillo en tu piel en forma rápida y eficiente; lo mejor de todo es que es muy seguro y no genera ningún tipo de molestias.

La microdermoabrasión es un tratamiento no quirúrgico que puede ser realizado por dermatólogos, cosmiatras certificados y esteticistas profesionales. No requiere de ningún tipo de anestesia y – a diferencia de los peelings o procedimientos químicos – no necesita tiempo de recuperación,  por lo que puedes continuar con tus actividades normales inmediatamente después del tratamiento.

Se trata básicamente de una técnica de exfoliación profunda. Es especialmente útil para limpiar los poros y eliminar las impurezas a profundidad, ayuda a desvanecer las finas líneas de expresión, los puntos negros, arrugas y a emparejar tu tono de piel. Puede ayudarte a obtener una apariencia más joven y sobre todo a obtener una piel suave con tono uniforme. Lo mejor es que no importa tu tipo de piel, pues puede aplicarse en cualquier complexión, aunque es importante consultar a un especialista antes de realizar el tratamiento, pues no es  recomendable cuando se tienen problemas de acné, rosácea o hipersensibilidad.

Antes del tratamiento

Es importante que antes de comenzar tu tratamiento menciones al especialista si has tenido problemas anteriores con tu piel o si te estás sometiendo a algún otro tratamiento como: peelings, cicatrización queloide (cicatrices abultadas), depilación láser o algún medicamento como Accutane (isotetrinoina) para tratar el acné, pues puede ser una contraindicación y se deben tomar algunas precauciones para poder obtener los resultados esperados.

¿En qué consiste?

El proceso es muy simple, consiste en realizar un pulido de piel con micro-cristales de aluminio o, en el caso de los equipos más modernos, con cabezales de punta de diamante. El equipo se arrastra por la superficie de tu piel ayudando a soltar las células muertas, bacterias e impurezas que se encuentran en ella, mientras son absorbidas por medio de su bomba de succión. El tratamiento no causa molestias y tarda aproximadamente veinte minutos, aunque algunas veces suele aplicarse como parte de una limpieza facial más completa. Después del tratamiento puedes llegar a sentir tu piel un poco irritada, aunque se trata de una reacción normal que desaparece en unas cuantas horas; es importante tener especial cuidado de no exponerte al sol en los días siguientes, así como protegerte siempre con pantalla solar.

Otras Alternativas

Si no deseas acudir a una clínica o centro especializado, actualmente existen productos caseros con los que se pueden obtener resultados similares, aunque no tan espectaculares.

La microdermoabrasión es un tratamiento profesional con el que se obtienen excelentes resultados en una forma rápida, simple y segura, sobre todo si no te interesa someterte a tratamientos invasivos o riesgosos para tu piel.

Preparando la piel para el otoño-invierno

18 octubre, 2010

Por: Gaby González

En nuestra piel siempre se ve reflejada nuestra alimentación, estilo de vida y EL CLIMA!! En esta época de otoño-invierno el clima se vuelve más frio y seco, los cambios bruscos de temperatura al pasar de un lugar interior cálido a las bajas temperaturas de la calle hacen que nuestra piel se reseque a causa del frio, el viento y la calefacción. No importa que cuál se al tipo de piel que tengamos (seco, graso o mixto) todos sufren en mayor o menor medida.

Estos cambios que ocurren en la piel se deben a que las venitas se contraen y por tal motivo hay menor circulación de oxigeno y nutrientes, lo que trae consigo una piel reseca y deshidratada. Pero el frío no solo afecta la piel del rostro, sino que toda la piel del cuerpo puede perder fuerza y grosor. Algunas zonas son más sensibles que otras y en ocasiones puede notarse enrojecimiento, descamación, picazón, etc. Esto se debe a la deshidratación de la piel.

Afortunadamente hay diversas rutinas que podemos adoptar en ésta época del año para ayudar a devolver la hidratación natural del cuerpo o para evitar y/o prevenir que dicha deshidratación se haga presente.

Para mantener nuestro rostro hidratado es importante aplicar cremas, emulsiones o leches hidratantes al menos 2 veces al día. De esta manera se evitara que la piel pierda agua y se reseque fácilmente, además se dejará de sentir tirantez en las mejillas y frente. Cada tipo de piel utilizará la hidratación más adecuada. También es muy importante incluir en nuestra rutina la crema de noche, ya que esta es la que va a dar nutrientes a la piel.

La piel del cuerpo también es muy importante, por eso se recomienda aplicarse una vez al día crema nutritiva. Las manos, que generalmente están más expuestas al frío, se pueden repetir mayor cantidad de veces la aplicación de cremas hidratantes. La acción de dichas cremas es mantener el equilibrio de agua y lípidos que se necesitan para tener una piel saludable.

Si vas a elegir tu crema, emulsión o fluido (según tu tipo de piel), es recomendable que tengan vitaminas A, C, E, ácidos grasos, aloe vera entre otros compuestos. Es importante no utilizar jabón de tocador para limpiar el rostro, ya que dejan la piel tirante, en este caso se recomienda un dermo-limpiador adecuado para cada tipo de piel. Par el cuerpo se recomienda el uso de geles de baño que su base sean vitaminas, frutas, semillas etc.

Una parte muy importante son los labios, que con el frio se resecan y se parten. Para evitar estas molestias se recomiendan bálsamos ricos en vitamina E y granada, que es un gran antioxidante, y que contengan factor de protección solar.

Para preparar la piel para la llegada del frio, es importante realizarte al menos una vez al mes una limpieza facial, tratamientos exfoliantes, masacrillas nutritivas, uso de distintos aparatos como el láser, microdermoabrasión, ultrasonido, carboxiterapia, etc. De esta manera la piel absorberá mejor los compuestos de nuestro tratamiento en casa y se notaran mejores resultados

Las frutas: Tus mejores aliados para la belleza

20 septiembre, 2010

Por: Gaby González 

La fruta es el alimento esencial para la salud del ser humano, con sus deliciosas combinaciones de color, sabor y aroma, la fruta es una invitación al placer de comer. La fruta es indudablemente, el alimento más benéfico que se pueda consumir, el que más energías suministra y el más vivificante para tu piel y tu cuerpo.

Los alimentos que consumimos tienen gran influencia en nuestra salud (incluida la de nuestra piel), por lo que siempre debemos cuidar nuestros hábitos alimenticios. Hay que recordar que las frutas, verduras y tubérculos son seres vivos por lo que hay que consumirlos mientras estén “vivos” y frescos, ya que una vez procesados van perdiendo sus valores nutricionales con el tiempo.

De acuerdo a las propiedades que poseen, las frutas pueden ser clasificadas en los siguientes grupos: Ácidas, semi-ácidas, dulces y neutras. No es recomendable mezclar frutas de los diferentes grupos pues la combinación de sus componentes químicos puede neutralizar los efectos benéficos a nuestro organismo, e incluso puede llegar a causar reacciones perjudiciales.

A continuación te recomendamos algunas frutas que con un consumo regular aportan grandes beneficios a tu piel:

• Aceite de oliva y de semillas, el aguacate: Ayudan a tener una piel estructurada y tersa, por sus propiedades hidratantes.
• Los frutos secos: Contienen Vitamina E que funciona como antioxidante, neutralizando los radicales libres causantes del envejecimiento.
• Cereza, melón, melocotón, nectarina: Contienen Pro-vitamina A o beta-caroteno que ayuda a renovar nuestra piel y que tiene propiedades anti-envejecimiento.
• Manzana, sandía, papaya: Poseen Licopeno; un pigmento antioxidante que confiere su color característico al tomate.
• Kiwi, cítricos, melón, fresas, moras, frutas tropicales: Contienen Vitamina C, de potente acción antioxidante y relacionada con la producción de colágeno; proteína que mantiene la elasticidad de la piel lo que la hace mas tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras frescas, en ensaladas, por ejemplo.
• Frutos verdes (pera): Contienen ácido fólico o vitamina B9, relacionada con la renovación celular.
• Almendras y nueces: Contienen Vitamina B2 o riboflavina, esta actúa contra la secreción sebácea. Son antiinflamatorios, ayudan a mejorar los trastornos cutáneos e intervienen en la síntesis de elastina para obtener una piel flexible y suave.
• Plátano: Contiene Vitamina B6, relacionada con el metabolismo correcto del zinc, mineral que forma parte de la epidermis. Mejora la renovación de las células cutáneas y las tonifica.

Los mejores antiarrugas

Las frutas y hortalizas de color amarillo, anaranjado, y las verduras de hoja verde contienen grandes dosis de betacarotenos, que son los precursores de la vitamina A. Esta vitamina es indispensable para la formación de los tejidos, las mucosas y las células de la piel. También contribuyen a frenar la acción de los radicales libres y por tanto, el envejecimiento cutáneo y de otros órganos.

10 razones para comer fruta

1. Ayudan a mantener la piel y el organismo hidratado.
2. Ayudan a combatir el daño solar ya que son ricas en vitamina C.
3. Son una gran fuente de antioxidantes. Protegen la piel a ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y el cáncer.
4. Ayudan a eliminar el exceso de líquido. Contienen poco sodio y mucho potasio, lo que fuerza a nuestro cuerpo a eliminar el exceso de líquidos junto con las sustancias de desecho por la orina.
5. Ricas en fibra. La fibra ayuda a regular nuestra función intestinal, a corregir el estreñimiento y posee efectos beneficiosos en la prevención y tratamiento de otros trastornos como hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, etc.
6. Contienen poca grasa. La cantidad de grasa que tienen es inapreciable.
7. Presentes todo el año. Los cultivos en invernadero permiten que prácticamente todo el año puedas consumir cualquier tipo de fruta, y lo mejor son las que necesitamos en cada temporada para darle a la piel los nutrientes que necesita.
8. Una dulce golosina que combate las arrugas!. Las frutas tienen un sabor agradable puesto que contienen azúcares.
9. Podemos cuidar nuestra piel según el paladar!!. Puedes realizar multitud de recetas con ellas, tanto dulces como saladas, en salsas, acompañamientos, tartas, pasteles, mermelada, etc.
10. Cómelas de preferencia crudas, así mantendrás los nutrientes las cualidades nutricionales.

Vitaminas para tu piel

24 agosto, 2010

Las vitaminas son parte esencial de la salud y bienestar del cuerpo, por lo que actualmente tienen un rol primordial en la creación de productos cosméticos para el cuidado de la piel. Las vitaminas proporcionan a la piel antioxidantes para contrarrestar los efectos de la contaminación ambiental, el sol y el envejecimiento, logrando que permanezca joven por más tiempo. Por ello te recomendamos fijarte bien en la composición de las cremas que pienses adquirir, teniendo en cuenta, por ejemplo, que las vitaminas A, C y E, cuando actúan juntas potencian además su efecto antioxidante individual.

Las vitaminas incluidas en los cosméticos pueden ser de origen vegetal, animal o sintéticas. Estas últimas poseen idénticas propiedades y estructura química que las naturales, pero están diseñadas en forma que sean fácilmente absorbidas por nuestro organismo y a una mayor concentración que en su origen natural.

Las nuevas tecnologías han permitido encapsular las vitaminas en diminutas esferas, de manera que se van liberando de forma gradual con el fin de proporcionar una protección continua. Conozcamos cuáles son las cinco vitaminas estrella, para el cuidado de nuestra piel:

•Vitamina A: puedes encontrarla en la descripción de los ingredientes de tus cremas con el nombre de “retinol“. Estimula las células cutáneas y es una excelente restauradora de tejidos.

•Vitamina C: indispensable en la síntesis de colágeno, es la proteína esencial en la función de firmeza de la piel. Al ser un gran antioxidante, refuerza la acción de barrera protectora de la piel. Además proporciona luminosidad y un tono saludable.

•Vitamina D: cumple un papel fundamental en el retraso del envejecimiento cutáneo, ya que estimula la renovación celular. También tiene efecto antiinflamatorio y protege ante los efectos del sol. Esta completa vitamina, además regula la producción de sebo.

•Vitamina E: se conoce también con el nombre de “tocoferol”. Es la vitamina antienvejecimiento por excelencia, porque actúa como antioxidante protegiendo la piel de los radicales libres. Aumenta el flujo sanguíneo, mejorando la elasticidad de la piel, a la vez que la hidrata y protege de la radiación solar.

•Vitamina K: ideal para el contorno de ojos, porque atenúa bolsas y ojeras, gracias a su amplia acción protectora y fortalecedora de las paredes capilares.

Fuente: Revista Clara, Abril 2010.

Compartir Artículo:


¿Cómo saber si mi crema ya caducó o no?

13 agosto, 2010

Esta es una situación que nos pasa a todas, a veces compramos productos cosméticos para nuestra rutina de belleza y los olvidamos por allí dentro de nuestras bolsas o cosmetiqueras, pasa el tiempo y cuando queremos volver a utilizarlos no sabemos si todavía sirven o no. Una amiga, poco constante con sus rutinas de belleza alguna vez nos dijo que siempre acaba tirando sus tarros y tubos porque nunca se acuerda cuándo empezó a usarlos.

Es muy importante conocer el tiempo que duran nuestros cosméticos después de abiertos, pues aunque la crema pueda tener buen aspecto y oler bien, puede que ya no sirva para lo que fue formulada en el mejor de los casos o incluso puede llegar a causar una reacción alérgica en tu piel.

La forma de saber si todavía sirve es consultando en la etiqueta la pequeña imagen de un frasco que indica el número de meses que puede usarse después de abierta, pero la pregunta es: ¿Hace cuántos meses la abrí? Pues nada más fácil que anotar la fecha.

Con un plumón permanente anota la fecha con día/mes/año en el momento en que la abras y empieces a utilizarla. El envase queda marcado con este pequeño ícono que te indica los meses que puedes aplicartela sin riesgo alguno, de hecho también es muy útil para saber cuánto tiempo tardas en terminarte los productos. A veces olvidamos ese suero hidratante o ese delicioso gloss en una maleta que no usas mucho y sería un desperdicio tirarlo sólo porque no sabes cuanto tiempo tiene.

Compartir Artículo:


Poros: Lo básico

4 agosto, 2010

Todo mundo los tiene, y a pesar de que son una condición natural de nuestra piel – funcionan como apertura de nuestras glándulas sebáceas – los poros excesivamente abiertos son un problema muy común que afecta a hombres y mujeres de todas las edades.

Si tus poros son pequeños es muy probable que no te molesten, pero si tus poros son grandes es muy probable que constantemente sufras de comedones e impurezas en tu rostro. El tamaño de los poros está determinado principalmente por nuestros genes (Las personas con piel seca tienden a gozar de poros más finos que las personas con piel grasa o mixta, pero no siempre), sin embargo el cuidado que le demos a nuestra piel tiene gran influencia; el sol y los procesos de envejecimiento pueden afectar considerablemente, pues ambos factores contribuyen a la pérdida de elasticidad en la piel.

Te preguntarás: ¿Cuál es el problema con los poros? Además de evitar que tu piel se vea lisa y uniforme, la verdadera molestia con los poros dilatados es que tienden a acumular más fácilmente suciedad, células muertas y bacterias en tu piel; entre más bloqueados se encuentren tus poros, más se dilatarán.  La realidad es que una vez dilatados los poros nunca se cierran definitivamente, pero es posible afinarlos para hacerlos menos visibles y lograr que nuestra piel se vea más uniforme.

Limpieza: Tu primera línea de defensa es mantener tu piel limpia. Opta por productos apropiados para tu tipo de piel específicos para afinar los poros, los cuales ayudan a deshacernos de las células muertas y evitar que se acumule la suciedad.

Faciales: Los tratamientos profesionales normalmente incluyen una limpieza profunda, así como exfoliación, vapor, extracción de impurezas, mascarilla e hidratación profunda con un rico masaje. Las clínicas especializadas cuentan con terapeutas profesionales y lo último en tecnología para el cuidado de la piel, por lo que asistir a un tratamiento regularmente puede ser una buena inversión para que tu piel se conserve sana y bonita. Uno de los principales beneficios es que los especialistas pueden hacerte recomendaciones específicas para tus necesidades y darte algunos tips para que obtengas el mejor provecho de los tratamientos y productos.

Mascarillas: Si tu piel es normal/mixta, una mascarilla de arcilla o una mascarilla de enzimática de frutas puede ser muy útil para descongestionar tus poros. Las mascarillas hidratantes o desensibilizantes son una mejor opción si tienes piel seca o con tendencia a las irritaciones. Puedes conseguir las mascarillas adecuadas en algunas tiendas departamentales, o incluso crear tu propia combinación con algunos ingredientes disponibles en casa.

Exfoliación: Utiliza un exfoliante suave para eliminar las células muertas una vez por semana. Asegúrate de realizar los movimientos suavemente y no exfoliarte en exceso para evitar que tu piel se adelgace o sensibilice. Evita el contorno de tus ojos, pues la piel es mucho más delgada en esta zona.

Microdermoabrasión: Se trata de un procedimiento profesional en donde se realiza un “pulido de piel” por medio de cristales o cabezales con punta de diamante para limpiar tu piel a profundidad con efecto inmediato. El tratamiento es completamente indoloro y es una de las formas más efectivas para descongestionar los poros; se encuentra disponible en consultorios dermatológicos y clínicas para el cuidado de la piel. Puedes optar por tratamientos caseros muy similares, pero sus resultados no son tan efectivos.

Ácidos y Peelings: Los exfoliantes químicos se basan en ingredientes como el ácido salicílico, ácido glicólico o los alfa y beta hidroxiácidos presentes en tratamientos enzimáticos de algunas frutas como la papaya y la piña. Estos activos ayudan a disolver el exceso de aceite, la suciedad y bacterias acumuladas. Al igual que la microdermoabrasión existen productos para uso en casa.

Como nota final: Sin importar tu tipo de piel, es muy importante que sigas una rutina de limpieza diaria para prevenir problemas futuros. Además, las características y necesidades de tu piel pueden cambiar con la edad o como resultado de los cambios ambientales, la genética, nutrición o tu estado de salud. Si tienes dudas sobre el cuidado de tu piel consulta a tu dermatólogo.

Compartir Artículo:


Piel increíble, a cualquier edad

2 julio, 2010
Piel increíble, a cualquier edad¿Quieres mantener una piel radiante sin líneas, arrugas o imperfecciones? No esperes hasta que aparezcan los problemas ¡cuídate ahora!

Seguramente ya sabes que el cuidado de nuestra piel depende mucho de nuestra edad, pues conforme pasa el tiempo nuestras necesidades van cambiando. Al principio sólo tenías que preocuparte por algunos brotes de Acné,  pero al ir creciendo tu piel necesita un poco más de ayuda para mantenerse firme y sana. A veces es difícil saber qué hacer cuando aparecen esas horribles arrugas, pero el secreto está en la prevención. Entre más temprano comiences a cuidarte, mejores resultados obtendrás después.

Tu edad: 18 – 25

Características de tu piel:   A esta edad tus glándulas sebáceas trabajan a máxima velocidad, por lo que regularmente tu piel se mantiene suave e hidratada de forma natural. Tus células se regeneran constantemente, por lo que mantienes un tono uniforme y saludable. Por otro lado, tienes una desventaja: El exceso de aceite puede provocarte brotes de acné y brillo en tu rostro.

¿Cómo cuidarme?

  • Limpia tu rostro por la mañana y por la noche con un shampoo o espuma limpiadora para retirar las impurezas y el exceso de aceite. Te recomendamos utilizar alguno que te ayude también a evitar los brotes, a tonificar tus poros y con acción des inflamatoria para evitar las zonas enrojecidas.
  • Utiliza una crema humectante libre de aceite, de preferencia con SPF mínimo de 15 para utilizarla durante el día. Existen algunos que combinan también compuestos antioxidantes para combatir los radicales libres, como la granada, las vitaminas C y E. Estos te ayudarán a prevenir y reparar el daño causado por el sol y la contaminación ambiental. Evita las cremas muy pesadas, pues pueden obstruir tus poros.
  • Mantén los brotes a raya con los tratamientos puntuales. Estos productos contienen ácido salicílico y otros compuestos para ayudarte a secar los brotes rápidamente, matar la bacteria y evitar que vuelvan a aparecer; se aplican en forma localizada. Si los problemas se presentan en varias áreas de tu rostro, te recomendamos utilizar un gel exfoliante suave para controlar el exceso de grasa en tu rostro y equilibrar tu PH.

Top Tip: Utiliza crema específica para contorno de ojos. La piel de esta zona es la más delgada y delicada de nuestro rostro, por lo que requiere mucha hidratación y cuidado especial para evitar la aparición de líneas como las “patas de gallo”. Utiliza productos preventivos, especiales para piel joven.

 Tu edad: 26 – 30

Características de tu piel:   ¡Por fin! El exceso de grasa está controlado. Con excepción de los brotes ocasionales, tu piel debe estar libre (por así decirlo). Por otro lado, la renovación celular y la producción de colágeno en tu piel comienzan a disminuir el ritmo, por lo que debes comenzar a cuidarte más de los daños ambientales.

¿Cómo cuidarme?

  • Cambia a un limpiador con exfoliantes suaves, para impulsar la renovación natural de tu piel y al mismo tiempo evitar la aparición de pequeños brotes.
  • Puedes comenzar a aplicar tratamientos con ácidos glicólicos, microdermoabrasión o productos regenerantes que te ayudan a deshacerte de las células muertas y a revelar la piel nueva y fresca que se encuentra debajo; al mismo tiempo estimulan la producción de colágeno y elastina. Te recomendamos consultar a un profesional para que diseñe un tratamiento adecuado a tu tipo de piel con el que obtengas los máximos resultados.
  • Sigue utilizando tu crema hidratante con antioxidantes para rostro y contorno de ojos con protección solar durante el día. Por las noches utiliza productos con activos para estimular la reparación celular, la hidratación y la elasticidad de tu piel. Las cremas indicadas como nocturnas, sólo deben utilizarse al ocultarse el sol, pues pueden contener productos que pierden su efectividad al entrar en contacto con la luz, o incluso pueden dañar tu piel y causar manchas o envejecimiento prematuro si no se utilizan adecuadamente.

Top tip: El último descubrimiento en productos anti edad son los regeneradores celulares que actúan intensamente durante fases específicas del sueño, cuando la piel está naturalmente concentrada en repararse a sí misma. Nuestra piel es más receptiva a los ingredientes nutritivos mientras dormimos.

Tu edad: 31 – 40

Características de tu piel:   Todo este tiempo has cuidado tu piel, evitado el sol, el tabaco y otros malos hábitos (¿verdad?), por lo que no debes tener muchos problemas. A pesar de todos los cuidados, es normal que comiencen a aparecer líneas finas, pequeñas manchas y un poco de resequedad. No te preocupes, todavía hay muchas opciones para mantenerte bella sin necesidad de recurrir al bisturí.

¿Cómo cuidarme?

  • Sigue con tu rutina de limpieza, pero antes de aplicar tu crema hidratante con pantalla puedes optar por utilizar un suero nutritivo. Muchos de ellos contienen ingredientes anti-edad mucho más potentes que las lociones regulares.
  • Antes de salir, no olvides aplicar tu crema o loción hidratante con 15 SPF. Existen algunas opciones que además de protegerte de los rayos solares contienen activos para prevenir y contrarrestar las pigmentaciones.
  • Continúa utilizando cremas de noche con activos como el retinol, ácido hialurónico y sobre todo agentes hidratantes para mantener tu piel sana. Puedes utilizar también cremas de contorno de ojos para noche.

Top tip: Nunca olvides la protección solar. Utiliza una pantalla de espectro amplio (rayos UVA/UVB) en tu rostro pero no descuides tu cuello, escote y manos pues recuerda que también están expuestos al daño ambiental.

Tu edad: 40 – Adelante

Características de tu piel:   A pesar de que los cuidados han sido los correctos, tu piel comienza a adelgazarse y a sentirse un poco tirante por momentos, comienzan a aparecer arrugas más profundas. Si has mantenido una buena rutina no habrá de que preocuparse, pues estos problemas apenas comienzan a aparecer y existen diversas opciones para ayudarte.

¿Cómo cuidarme?

  • La humectación es muy importante en esta etapa, pues tus células van perdiendo la capacidad de retención del agua, por lo que debes comenzar a utilizar productos mucho más nutritivos ¡olvida las cremas libres de aceite!
  • Llega una etapa donde otra vez comienzan los desbalances hormonales. Existen productos con fitoestrógenos que te pueden ayudar a combatir los síntomas del envejecimiento hormonal como la resequedad, piel desvitalizada, exceso de vello facial, arrugas, pérdida de elasticidad. Uno de nuestros favoritos es la línea Resurgence del Dr. Murad.

Top tip: Los reparadores nocturnos, la protección solar y los sueros nutritivos son un “must”. También es recomendable utilizar complementos alimenticios para ayudar a cubrir las necesidades de tu organismo.

Finalmente, recuerda que todos estos son tips para cubrir las necesidades más comunes, pero es muy importante que acudas con un especialista en el cuidado de la piel, quien te puede aconsejar sobre los productos o tratamientos más adecuados para ti y así obtener un tratamiento a tu medida. Lo importante no es tu edad, si no las características de tu piel.

Compartir Artículo:


Cuidados para la piel Masculina

27 mayo, 2010

La piel del hombre también necesita cuidados especiales para mantenerse limpia y sana, sobre todo durante los meses de invierno y verano cuando nuestra piel está sometida a mayor estrés ambiental y es más vulnerable a los elementos. Aquí te presentamos algunos tips que son fáciles de seguir, no consumirán mucho de tu tiempo y te ayudarán a evitar esa sensación de brillo, resequedad o tirantez en tu piel. 

Limpia tu piel los 365 días. Según estudios, la piel de los hombres es 15% más grasosa que la de las mujeres, con poros más dilatados, lo que la hace propensa a acumular mayor suciedad. Así que no importa cuál creas que sea tu tipo de piel, lava tu rostro diariamente; no olvides incluir el cuello que suele acumular suciedad y puntitos negros por el crecimiento del vello. Una buena limpieza es especialmente benéfica durante los meses calurosos cuando tu piel se muestra más grasosa y brillante debido al sudor. Utiliza un limpiador facial adecuado, algunos pads de algodón, enjuaga con agua y ¡listo! Te ayudará a disminuir el brillo y a controlar las zonas oleosas durante el día. 

Evita los jabones con aroma. Sabemos que a veces es mucho más práctico limpiar tu rostro con el mismo jabón de todo el cuerpo, pero estos jabones suelen contener ingredientes un poco más agresivos que dejan una delgada película en tu piel, resecándola. Utiliza un shampoo facial especial para piel masculina, que además suelen tener ingredientes para suavizar los vellitos y evitar que se entierren por la acción del rasurado. Separar los productos de cuerpo y rostro de ayudará además a evitar que los brotes y barritos de tu rostro se contagien a otras partes del cuerpo y viceversa. 

Exfolia, pero suavemente. Ayuda a tu piel a deshacerse de las células muertas, sobre todo en las zonas que tu rasuradora nunca toca como tu nariz, pómulos y frente. La piel del hombre es un poco más gruesa y resistente que la de las mujeres, pero trata de no utilizar productos con ingredientes agresivos o muy duros como las semillas ya que estos elementos pueden hacer crecer el diámetro de los poros o maltratar tu piel y provocar mayor secreción sebácea. Exfolia suavemente tu piel, como máximo una vez por semana para permitir que se regenere naturalmente. 

Humecta diariamente. Si se encuentra deshidratada, tu piel genera aceite para lubricarse de forma natural. Ayúdala a controlar el exceso de grasa utilizando una crema hidratante libre de aceite todos los días. Si utilizas la crema adecuada, en poco tiempo verás que tu piel se sentirá más fresca y matificada. Puedes optar por cremas con otros ingredientes activos como vitamina E, vitamina C, granada u otros compuestos que te ayuden además a combatir el envejecimiento. 

Mantén tu piel tonificada. Conforme envejecemos nuestra piel pierde elasticidad, por lo que las lociones tonificantes con ácido salicílico, glicólico o alfa-hidroxiácidos pueden ayudarte a mantener tu piel. Existen algunos productos limpiadores que contienen ingredientes para realizar una acción tonificante al mismo tiempo que limpiamos, lo que las hace muy prácticas y convenientes. 

Rasurado Inteligente. Trata de cambiar tus navajas frecuentemente, mantén tu piel lubricada y rasura en el sentido de crecimiento del vello para evitar que se entierren. Sé gentil, moja tu rostro con agua tibia, aplica crema para rasurar y espera un par de minutos para comenzar. Tómate tu tiempo, pues las prisas pueden provocar cortaduras e irritaciones. Finalmente enjuaga con agua fría. Si utilizas una rasuradora eléctrica considera utilizar una loción para antes del rasurado para hacer que los vellos se pongan más rígidos, haciendo más fácil el trabajo. 

Cuidado de labios. Los hombres también tienen que cuidar sus labios. Utiliza un bálsamo especial para mantenerlos protegidos del clima y el sol con SPF de por lo menos 15. Existen productos sin aroma y con textura mate, especiales para caballero. 

Mantente fuera de los rayos solares. Esto es algo indispensable para conservar tu piel, evita exponerte al sol sobre todo durante el verano y en los horarios con mayor intensidad (12 a 4 pm). La sobre-exposición a los rayos solares puede causar diversas enfermedades graves en tu piel, incluso cáncer, por lo que es recomendable evitar asolearte demasiado y siempre utilizar pantalla solar de por  lo menos 15 SPF. Existen pantallas específicas para rostro que son libres de grasa y muy ligeras, por lo que no se sentirá esa sensación sofocante en tu piel, pero permanecerás protegido. 

Protege y cuida tu piel de forma inteligente para que mantengas una apariencia joven y saludable por mucho más tiempo.

Compartir Artículo: