Posts Tagged ‘manchas’

¿Qué son y para qué sirven los AHA?

9 diciembre, 2011

Imagen

 

Los Alfa Hidroxiácidos, comúnmente llamados AHA, son una familia de ácidos que se encuentran de forma natural en algunas frutas y compuestos naturales pero que con los avances de la tecnología han podido ser utilizados en productos cosméticos para ayudar a nuestra piel. Fueron desarrollados en 1974 por científicos de la Universidad de Temple como tratamiento para diversos trastornos cutáneos.

Dentro de esta familia existen varios tipos, según su procedencia: ácido glicólico (caña de azúcar), ácido láctico (Leche), ácido cítrico (Limón, naranja), ácido málico (Manzanas), etc. Su principal función es aumentar la exfoliación natural de la capa superior de la piel (capa córnea) sin ser agresivos con ella.

Los AHA son muy útiles para una gran variedad de problemas: Sirven para descongestionar y limpiar los poros, humectan y suavizan la piel, pueden incluso reparar el daño causado por el sol, aumentan la generación de colágeno y la producción de elastina. Son utilizados en tratamientos despigmentantes, para disminuir las líneas de expresión, desvanecer ojeras, estrías y combatir los efectos del tiempo en nuestra piel, son especialmente recomendados en piel seca y maltratada.

En concentraciones pequeñas son muy seguros y pueden ser utilizados diariamente para limpiar e hidratar la piel, en dosis mayores son efectivos para realizar peelings y tratamientos profundos de renovación celular aunque siempre deben ser recomendados por un profesional médico o esteticista. Durante su uso siempre debes utilizar protección solar pues aumentan la sensibilidad al sol y no pueden ser combinados con otros compuestos como los retinoides.

Como puedes ver, los AHA son compuestos que nos sirven para tratar gran diversidad de problemas, sus muchos beneficios hacen que en la actualidad sean componentes principales en muchas de las cremas y productos para el cuidado de la piel. Y tu ¿Has notado si tus productos cosméticos contienen AHA?

Manchas en la piel

4 marzo, 2011

Las manchas en rostro y cuerpo son conocidas como hiperpigmentaciones (mucho color) o hipopigmentaciones (áreas decoloradas o pálidas) y pueden presentarse en forma de lunares,  pecas, paño y manchas de la edad. A pesar de que no son dañinas, nadie las desea pues se consideran antiestéticas; la buena noticia es que en la actualidad existen diversos métodos para desvanecerlas.

¿Por qué aparecen?

Nuestra piel contiene células llamadas melanocitos que son las encargadas de producir melanina, la sustancia que da el color a nuestro cabello, ojos y piel. Si se presenta una agresión, estas células generan una mayor concentración de melanina y aparecen las manchas. El sol, los cambios hormonales, traumatismos, algunas enfermedades y medicamentos son las principales causas de la aparición de pigmentaciones.

 Manchas solares: Además del daño causado por las quemaduras y el riesgo de cáncer, los rayos UV son una de las principales causas de la hiperpigmentación. Cuando los rayos solares llegan a nuestra piel, estimulan la generación de melanina para absorber los dañinos rayos UV y protegernos de sus efectos. Conforme aumenta la concentración de melanina nuestra piel toma un tono bronceado, pero si nos asoleamos en exceso se producen pecas o “manchas de la edad” permanentes. ¿Cómo evitarlas? Limita tu tiempo de exposición al sol, utiliza ropa protectora y pantalla solar de espectro amplio con SPF 15 como mínimo (SPF 30 si ya presentas algunas pigmentaciones).

 Manchas por golpes o traumatismos: ¿Has notado que tu piel se oscurece después de algún golpe, cortadura o quemadura? Incluso con algunos brotes e impurezas pueden quedar sombras que duran algunas semanas o incluso años. Estas hiperpigmentaciones ocurren con cualquier tipo de piel, pero son más comunes en pieles morenas u obscuras. ¿Cómo evitarlas? Si sufriste algún percance evita exponerte a los rayos solares, utiliza protector solar en todo momento, mantén limpia tu piel y utiliza productos para clamar la irritación. Si quieres eliminarla puedes preguntar a tu dermatólogo o especialista sobre los tratamientos con microdermoabrasión, láser, luz pulsada o productos aclarantes.

Melasma: Es un tipo común de hiperpigmentación que afecta principalmente a las mujeres y es comúnmente conocido como paño. Está relacionado con cambios hormonales muy fuertes que pueden ocurrir al tomar anticonceptivos, durante el embarazo o cuando se está en una terapia hormonal; otros factores que pueden acrecentarlo son la exposición al sol, algunos medicamentos y productos cosméticos. ¿Cómo combatirlo? Normalmente el melasma desaparece por sí solo una vez que se ha llegado a un nuevo equilibrio hormonal, ya sea después del embarazo o al terminar el tratamiento con medicamentos. Algunas de las opciones profesionales para tratar estas pigmentaciones son las cremas con esteroides, peelings, microdermoabrasión o terapia láser. Si buscas productos para ayudarte en casa puedes buscar cremas con ingredientes activos como el ácido kójico, hidroquinona, alfa-hidroxiácidos y vitamina C que son muy efectivos para desvanecer las manchas de una forma segura.

Manchas por enfermedad: La pigmentación en la piel puede ser un síntoma de otros padecimientos como el mal de Addison, una rara enfermedad endocrinológica en la que las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas. También puede ser causada como efecto secundario de algunos medicamentos para tratar la malaria y medicamentos contra la epilepsia. En estos casos es muy importante que acudas con tu médico especialista para resolver todas tus dudas, quien además puede orientarte sobre los tratamientos alternativos o diseñar  un tratamiento en conjunto con un dermatólogo.

Finalmente, lo más importante en un tratamiento anti-manchas es evitar que sigan oscureciéndose, por lo que es indispensable protegerse con pantalla solar SPF 15 como mínimo, lo más recomendable es utilizar SPF 30 y seguir las recomendaciones de tu especialista.